viernes, 12 de abril de 2013

Mtra. María de los Ángeles Díaz Rodríguez


Es un placer darles las bienvenida a esta nueva entrega de nuestro boletín que en esta oportunidad, en este volumen doble, alcanza el número treinta, coincidiendo así con el 30 aniversario de la fundación de nuestra Universidad Iberoamericana Puebla; evento que nos invita, nos compele a seguir no sólo continuando los esfuerzos que como institución, como proyecto educativo, como compañía, nos hemos planteado, sino a perfeccionar nuestros ciclos de renovación y entregar cada vez más evidencias de este especial compromiso que decidimos asumir con ustedes y que ustedes retroalimentan y alientan con su lectura y acercamiento.

En esta ocasión, nuestro número reúne los materiales de los meses de febrero y marzo y da pistas y nociones sobre los avances de nuestros proyectos humanistas y el alcance de la filosofía ignaciana que va compenetrando cada una de las actividades de nuestros tres planteles. Por un lado, desde Prepa Ibero Puebla, tenemos la presencia de ensayos respecto a la felicidad y a todo ese concepto que domina y subyuga nuestros pensamientos, salidos todos estos trabajos desde el área de Humanidades, desde el vector de la la clase de filosofía, lo que nos lleva a una segunda razón de festejo: precisamente, el profesor de esa asignatura, Mtro. Álvaro Solís Castillo, ha sido galardonado en España por su labor poética, en especial por su libro Bitácora de nadie seleccionado por el Festival Internacional de Poesía de Granada y Valparaíso Ediciones. Para no perder la línea, nuestro número concatena experiencias compartidas por nuestros alumnos de intercambio internacional.

Desde Prepa Ibero Tlaxcala, nos comparten sus experiencias en actividades interdisciplarias en torno a los Derechos Huamanos, sus experiencias en Campamento y sus esfuerzos transdiciplinares a través de la Academia de Ciencias para la producción de cuentos de Ciencia Ficción.

Prepa Ibero Veracruz, por su parte, nos inunda con sus aproximaciones a La Experiencia Rural, algunas de ellas fotográficas que dan vida a nuestra portada. Evidentemente también nos comparten su creatividad, y sus esfuerzos a nivel académico por debatir y definir las rutas de la didaxis de frente a los retos actuales que representa el ser una institución educativa.

Todas ellas, son maneras de compartir y celebtrar, de seguir trabajando en este proyecto que iniciara hace treinta años y que pretendemos continuar. Sin más, sean bienvenidos a este número doble.