jueves, 13 de marzo de 2014

Juan Carlos Mejía 

Como parte de las actividades que se proyectaron para este segundo semestre (periodo primavera 2014) en el área de Salud, se tuvo la visita a la osteoteca, sitio reservado para la conservación de estructuras óseas de personas e, incluso, infantes que sufrieron daños en sus cuerpos y que perdieron la vida. Toda esta osamenta sirve para el estudio y comprensión de la anatomía humana y sobre todo ver, tocar, analizar el por qué la forma, estructura de cada hueso y comprender cómo nos da el sostén para el resto de los componentes de nuestro cuerpo.
     Un par de testimonios:
     La visita fue interesante, pude observar los huesos más de cerca y ver su estructura. Fue interesante ver cuál era el lugar de cada hueso, saber cuáles eran y aprender más de dónde están, los diferentes tipos, las vértebras.
     María José Del Castillo
     A mí me gustó mucho porque pude ver cómo son los huesos humanos y comprendí mejor todo, porque una cosa es que te lo digan y otra verlo. Me encantó tocarlos para sentir cómo son y ver su aspecto; me pareció muy interesante, también, saber sobre sus aplicaciones en otras áreas diferentes a la medicina.
     Ana Karen Ceballos