viernes, 9 de mayo de 2014

David Villalobos Preciado

Ciudad de México. 9 de mayo, 2014. Un ejercicio en el que se simulaba salvar huevos de dragones de komodo fue la tarea de los robots creados por los alumnos que participaron en la competencia de robótica de Interprepas 2014.  La contienda tenía como participantes a tres delegaciones: Ciudad de México, Tlaxcala y Puebla.

La competencia fue llevada a cabo en las instalaciones de la Prepa Ibero México y Puebla fue representada por el líder del equipo, José Antonio Romero, estudiante del sexto semestre. 

El objetivo del juego era lograr salvar dos bolas color rojo, que representaban huevos de dragón de komodo, habiendo 10 bolas color azul, que representaban huevos de un ave.

Estas bolas estaban sobre una supuesta isla, rodeada por mar y la principal misión era rescatar todos los huevos rojos sin mover ni tirar los azules, para después llevarlos a una zona "segura", todo esto a cargo de los robots. 

El ganador se definió por la cantidad de puntos sumados, que dependía de la cantidad de bolas rojas que pudiera rescatar sin tocar las bolas azules. Cada equipo tenía 3 oportunidades. 

El equipo de Puebla estuvo conformado por Andrés Vásquez, Yamil Uzcanga, Alejandro Constantino, Martín Mariscal y el representante, José Antonio Romero, acompañados por el profesor Edén, del área de Construcción del conocimiento. 
El juego de Puebla fue bueno, durante el primer intento, Puebla logró ser el mejor de las tres delegaciones; en el segundo, Tlaxcala se destacó y logró meter más bolas rojas. Y en el tercer intento, se destacó  Tlaxcala, haciendo que la final quedara entre Tlaxcala y Puebla. 

El concurso terminó con Tlaxcala como ganador, con una puntuación de 113 puntos, mientras que Puebla logró 77.

El trabajo de los estudiantes Ibero, consistió en la construcción, programación y evaluación del robot.