viernes, 27 de junio de 2014

(Parte 1 - Celebración Eucarística) 

Puebla, Pue. 27 de junio de 2014.
Por quinto año consecutivo, en el Auditorio Gimnasio Ignacio Ellacuría, se llevó a cabo la ceremonia oficial de graduación de Prepa Ibero Puebla.
     Las actividades dieron inicio hacia las 9:00 am de forma oficial, con la celebración eucarística, a cargo, en este sentido, del rector, Dr. Fernando Fernández Font S.J., quien dio la bienvenida a los graduandos a esta máxima casa de estudios. Por vez primera, la ceremonia fue compartida por Prepa Ibero Tlaxcala, hecho que también destacó. Acompañado por los padres Ildefonso Navarro S.J. y el hermano Aniceto Resendez Serrano S.J., con el profesor Francisco Viveros como monitor y el Mtro. Rafael de Regil como conductor de la ceremonia.
     En su homilía el padre Fernando Fernández Font abordó el motivo de la celebración, la alegría que provoca el acabar una etapa educativa y explicó  que cuando San Ignacio de Loyola fundó la compañía, no la dedicó a la educación en un primer momento, sino que fue un hallazgo posterior sobre la mejor manera de servir al Señor y puntualizó: "Sentimos que si ustedes han captado el espíritu ignaciano (...) eso saldrá cuando se estén desempeñando profesionalmente"
     Aseguró que la búsqueda de es:  "formar hombres y mujeres comprometidos para este mundo. Ustedes, hoy terminan una etapa y se les abre el horizonte (...) Están ustedes eligiendo que van a hacer por el resto de sus días laborales".  Destacó la importancia de asumir con seriedad esa elección pues es "Instrumento fundamental para enfrentar más adelante el mundo. (...) ¿Están dispuestos a dar paso a la madurez?".
     Abundando en el significado de este proceso educativo que concluye para reiniciarse en otra etapa, insistió en poner atención a esa formación ignaciana que caracteriza de forma única a la Ibero y en seguir su filosofía, retomando las palabras de San Pablo: "Revístanse de misericordia, de compasión. De tal forma que sea tan fuerte su corazón que la primera intención sea: cómo ayudo", en referencia y en contraste al mundo complejo y lleno de violencia que nos rodea, desde el bullying hasta las torturas del narco, pasando por los videojuegos, y preguntó: "¿Hasta dónde van a ser fuertes para soportar este mundo de tanta corrupción?"
      Realzó esa labor humanitaria en el proceso de construir un mundo mejor "Cristo es el árbol. Ustedes son las ramas. Solo quien está conectado a la savia puede dar frutos. A Cristo le urge que ustedes den frutos".
     Concluyó su homilía diciendo: "Lo fundamental es que ya están obteniendo una madurez (..) y desde la espiritualidad ignaciana, la vía es clara: vivan para los demás"
     Acompañados por el coro de Prepa Ibero Puebla, la celebración eucarística se llevó a cabo de manera emotiva  y  para finalizar invitó a aplaudir a los graduandos.