martes, 10 de septiembre de 2013

Irene Fernández - Grecia Muñoz -Andrea Filobello


Cómo duele esta crucifixión
que me causas con tu amor
todo empezó con felicidad
ahora todo es dolor.
La heridas que me causas
con todas tus mentiras
duelen más que una espina
clavada en el alma.
Y cuando clavas la lanza
en mi frágil corazón
ya ni siento el dolor
porque ya mi alma murió
agonizando por tu amor.