lunes, 10 de febrero de 2014

Mariano Jouseffe Parra
    
     Fue una gran semana, aprendí cosas nuevas, me di cuenta que el mundo es inmenso y nosotros apenas estamos conociendo una diminuta parte de él, me agradó el hecho de que trabajamos bien, y mis compañeros y yo hicimos un buen equipo, también me gustó ver cómo en Burger King se le da empleo a personas con capacidades diferentes, lo cual es muy bueno porque para esas personas encontrar trabajo debe de ser muy difícil.
     Mi reflexión:
     ¿Por qué sólo tenemos que sonreírle y hablarle bien a la gente  cuando nos están dando un beneficio? ¿Por qué no hacerlo como algo inherente a la vida? Yo siempre lo he dicho la vida es como un boomerang, todo lo que des se te regresará tarde o temprano, así que ¿por qué no dar más sonrisas, mejor trato a todas las personas a tu alrededor? Si todos fuéramos así y mejoráramos ese aspecto en nuestra vida, tal vez seríamos más felices, tal vez habría menos problemas de violencia o malos entendidos, así que ¿por qué no hacemos el intento y tratamos de ser amables con la gente que nos rodea y no nada más con la que nos va a dar algún beneficio?, ¿por qué no hacer las cosas sin esperar nada a cambio? Hoy te digo: sonríe, alguien espera tu sonrisa.