jueves, 10 de abril de 2014

Sarah Banderas Martínez

     “Lo que más me dejó el Servicio Social es aprender a valorar lo que tengo” es una de las muchas reflexiones que los alumnos del segundo semestre rescataron de esta experiencia humana tan enriquecedora, que año con año organiza la Prepa Ibero con la finalidad de que los estudiantes toquen, se acerquen, se sumerjan en otras realidades y despierten su conciencia social.
     Cada día de la semana del 24 al 28 de febrero, los jóvenes acudieron a las instituciones de asistencia pública que habían elegido, para entregar lo mejor de sí mismos a quienes más lo necesitan, aproximándose así, de manera práctica, al Magis Ignaciano. Al principio llegaron con la incertidumbre de experimentar algo nuevo, pero al final ya no se querían despedir. Fue inevitable tender lazos de amistad y cariño con aquellos que les habían enseñado tanto en tan poco tiempo.
     Desde los bebés de “Casa del Sol” hasta los abuelitos indigentes del “Asilo Vivir de Amor”, todos contribuyeron a mover las conciencias y abrir los corazones de los jóvenes de Prepa Ibero. A pesar de su discapacidad, de su enfermedad o de la edad, los pequeños y grandes recibieron siempre con los brazos abiertos a nuestros alumnos, dejándoles para siempre una de las mayores lecciones de vida: aprender a ser feliz con lo que uno es. 
     Para cerrar con broche de oro, el Padre Carlos Escandón, S.J. acompañó a los jóvenes en el evento de recuperación de la experiencia que organizó la Coordinación de Formación Humana Ignaciana. Una manta estampada de colores con las manitas de los pequeños de “Casa de la Niñez” fue el escenario. “Esta es la realidad, ésta la verdad de la vida” fueron algunas de las palabras que les dirigió a los jóvenes que compartieron sus vivencias, abriendo sus corazones.
     Deseamos que esta experiencia trascienda en la vida de nuestros alumnos. Que sea la semilla para que en un futuro cosechemos hombres y mujeres preocupados por su entorno, sensibles, altruistas, entusiastas y con un alto grado de compromiso social para hacer de nuestro mundo uno mejor.