martes, 27 de mayo de 2014

Francisco Javier Juárez Vega

     Escuchar la radio parece una práctica cotidiana para muchos de nosotros, el dar oídos a un locutor que nos acompañe al momento de manejar un vehículo, de regreso a casa, en la ducha matutina, o durante le jornada laboral, llega a ser reconfortante para el radioescucha. Por eso debe ser increíble que te paguen por hablar frente al micrófono durante un par de horas. Sin embargo algunos se preguntaran: ¿por qué optó por ser locutor sabiendo que es un trabajo mal pagado?
     Como parte de las actividades del taller de radio, los alumnos asistieron la tarde del 26 de marzo a una conferencia denominada ‘Producción radiofónica’, la cual fue impartida por una locutora reconocida, todo esto con el fin de poder familiarizarnos con sus experiencias.
     Yan, como se llama en la radio, estudió producción de cine, radio y televsión a pesar de que sus padres no aprobaban esta idea. Y era de esperarse porque como a todos los padres les preocuparía el hecho de que no se recibiese un salario gratificante. No, obstante ella continuó luchando por esta parte que definiría su vida, de forma que, al momento de terminar los estudios, decidió buscar trabajo.
     En palabras de Yan, el reto mayor para los locutores es buscar su primer trabajo en una radiodifusora, debido a que al no tener experiencia es complicado que te lleguen a contratar. “Para una estación de radio es importante mantener un alto número de radioescuchas, lo cual no es sencillo si se tiene a un locutor o una locutora recién egresada”. Si se quiere ser un locutor exitoso no solo se deben tener estudios, se debe tener experiencia y carácter especial, con el que no solo se pueda relacionar con los radioescuchas, sino también logre alentar a los mismos, que se muestre el aprecio y la dedicación que se le tiene a esta profesión.
     Nos queda claro que una vez que se consigue trabajo en una estación de radio, queda el siguiente reto, que es mantenerse. “No es nada fácil ser locutor, ya que esto implica una serie de desgates, tanto físico como mentales. Las personas que trabajan en la radio; tienen que cuidar ciertos aspectos de su vida, es decir deben tener precauciones para cuida su voz; para llevar a cabo estos cuidados es necesario que ellos realicen calentamientos y ejercicios de vocalización antes de entrar a una cabina de radio, ya que para un programa de radio evidentemente la voz es todo lo que cuenta”.
     Este es un trabajo que implica estrés, el cual proviene del jefe, ya que normalmente los locutores no son quienes escogen el material de sus programas, son los jefes quienes escogen el contenido de los programas y la cantidad de veces que presentan los anuncios publicitarios que transmiten. Este tipo de acciones son las que causan que los locutores queden mal ante el público, ya que los radioescuchas los critican severamente por el contenido que manejan, sin saber la causa del por qué se está manejando este tipo de material para los programas.
     En mi opinión, para ser un locutor se deben afrontar experiencias que te cambien la vida. Trabajar en una radiodifusora implica una estricta disciplina, ya que se deben de seguir ciertos lineamientos para cuidar, desde la presentación de la persona que habla, hasta los cuidados que deben tener para conservar su voz y evitar errores que puedan llegar a perjudicar su carrera.
     Para ser un locutor se debe seguir un camino que, en opinión de muchos, es complicado, donde difícilmente encontrarás puertas abiertas que te permitan el éxito y en cambio te toparás con gente que no te permitirá sobresalir, momentos en los que pienses que te equivocaste al elegir “comunicación” y que debiste haber estudiado alguna ingeniería. Habrá momentos en los que pienses que tu vida perdió sentido desde que comenzase a buscar trabajo. Aspectos como estos son los que hacen que las personas que estudian para ser locutores pierdan las esperanzas, debido a la alta demanda que hay en las radiodifusoras importantes, y si se busca trabajo en radiodifusoras no tan importantes, te expones a no tener un trabajo fijo, donde no te aseguren un sueldo que gratifique tu esfuerzo que demanda esta profesión.
     El elegir alguna carrera relacionada con la comunicación es optar por un futuro nada sencillo, donde se vivirán muchas experiencias que marcarán tu vida, así como los conocimientos que estos se pueden obtener. Ser un locutor no es fácil, se siguen lineamientos especiales con los cuales puedes llegar a obtener un futuro adecuado y así alcanzar el éxito profesional.