martes, 27 de mayo de 2014

Tania Martínez Arano
    
     En Orientación tanto Educativa como Profesiográfica se realizan distintas actividades que siguen una secuencia sumando distintas fases de constante autoconocimiento, contacto y análisis de las características sociales, económicas, históricas, culturales y familiares. Estas fases buscan el incremento de la información así como procesos de constantes cuestionamientos por parte de los estudiantes, de modo que a través de las mismas puedan llegar a la construcción de proyectos de vida basados en decisiones informadas y reflexionadas.
     Dentro de las actividades de Orientación Profesiográfica I se realizó el Panel de Proyecto de vida, un espacio donde cuatro personalidades de distintas áreas académicas comparten su experiencia de vida con nuestros alumnos, estableciendo un diálogo donde pueden plantearse dudas respecto a las decisiones que los llevaron a situarse en el espacio en el que se han logrado establecer y así, enriquecer sus propios proyectos de vida.
     El objetivo de la actividad es generar un espacio en el cual cada panelista comparte, en un lapso de 20 minutos, su experiencia de vida con nuestros alumnos, guiando su participación a través de las siguientes preguntas: ¿Cómo fue construyendo su proyecto de vida? ¿Qué papel jugaron otras personas en la construcción de su proyecto de vida? ¿Qué tan importante fue tener un proyecto de vida para llegar a ser y a hacer lo que hoy es y hace? ¿Las personas deben hacer lo que saben hacer o lo que les gusta hacer? ¿Qué significa ser exitoso en sociedades fracasadas?
     Los panelistas invitados son personalidades del área de psicología, filosofía, biología y comunicación con una amplia trayectoria nacional e internacional por lo cual las experiencias compartidas en el panel fueron además de enriquecedoras, amenas.
     La parte del panel que, a mi parecer, es la más enriquecedora, es cuando se abre el espacio del diálogo con los panelistas, ya que los alumnos plantean dudas más específicas para su propio proyecto y si bien no hay recetas generales ni pasos a seguir que nos funcionen del mismo modo a todos, el escuchar la experiencia de personas exitosas y destacadas contribuye a tomar en cuenta aspectos que posiblemente no se habían considerado de manera previa.
     Al iniciar y finalizar cada una de las actividades de Orientación, mi duda constante sigue siendo: ¿cómo contribuyo en la construcción de proyectos de vida de seres humanos éticos, sensibles, propositivos, responsables y felices? Partiendo de esta interrogante, las distintas actividades de Orientación se mantienen en constante evaluación para enriquecer las posibilidades entorno a esta interrogante.