jueves, 29 de mayo de 2014

Daniela Olea -Rafael Luna -Karla Quintero -Ivana Flores Magón
    
     La Ciudadanía Global es un movimiento del equipo Oxfam, un consorcio de organizaciones en el Reino Unido, para empoderar personas, especialmente a los jóvenes, hacia la construcción de un mundo con más justicia, equidad y democracia. Este programa promueve la justicia alimentaria, el desarrollo sustentable, la migración y una gran variedad acciones humanitarias.
     Bajo un gobierno del monárquico anteriormente, el individuo era considerado como un súbdito y fue hasta la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano cuando éste pasó a ser considerado un “ciudadano”. Los ciudadanos son miembros activos de la sociedad con derecho de participar públicamente en los asuntos que les afectan. La ciudadanía global es la participación activa de todos cuando nos implicamos como ciudadanos del mundo para resolver conjuntamente los problemas que nos afectan.
     Y ¿cuál es la mejor forma de darnos poder a los jóvenes? Mostrándonos el poder de la decisión, ya que una vez que aceptamos lo que nuestras acciones pueden lograr, se vuelve algo que no tomamos a la ligera, se convierte en un arma para combatir la desigualdad, la injusticia y la corrupción; claro que estamos ciertos que no es elegir por elegir, se busca una elección inteligente basada en el pensamiento crítico que nos permita discriminar la mejor elección para nuestro beneficio y el de los demás. El ser ciudadano no es simplemente un título o una credencial electoral, sino una responsabilidad la cual surge de un compromiso ético; para avanzar hacia una sociedad auténtica, mejor preparada, capaz fomentar el diálogo, de trasmitir la cultura de nuestros tiempos a nuevas generaciones, pero, sobre todo, la participación de todos en la resolución de problemas.

     ¿Cómo es un ciudadano global?
     Busca conocer y comprender cómo funciona el mundo, reconoce la injusticia social como una laceración hacia los más vulnerables, es consciente de su entorno y de su papel en él, está dispuesto a tomar acción para hacer del mundo un lugar mejor para vivir y estar, participa en su comunidad (local y global), respeta y valora la diversidad y no solo contribuye en el desarrollo económico, social y político, sino que garantiza el fortalecimiento de las instituciones democráticas , la libertad y respeto ante la humanidad propia y de los otros.
     Para hacer realidad este proyecto necesitamos de la participación activa de todos, ya no podemos considerarnos únicamente ciudadanos de la nación en la que nacimos, ya que los problemas a los que nos enfrentamos son mundiales. El mundo globalizado de nuestro tiempo es un espacio sin fronteras en el que todos estamos interrelacionados. Por eso tenemos que actuar como ciudadanos del mundo ejerciendo y viviendo verdaderamente una ciudadanía global.
    
    
  • Carlos Vela Pizarro, E. A. (2007, Noviembre). Educar para la ciudadanía global. Retrieved Abril 2, 2014, from kaidara: http://www.kaidara.org/upload/143/adjuntos/D1._Articulo_EpCG..pdf
  • Alboan. (n.d.). De la ciudadanía local a la global y de la ciudadanía global a la local. Retrieved Abril 2, 2014, from Centro de recursos ALBOAN: http://centroderecursos.alboan.org/ebooks/0000/0265/ALB_INV_1.pdf
  • Oxfram Intermón. (2014). Cuidadania Global. Retrieved Abril 2, 2014, from Oxfram Intermón: http://www.oxfamintermon.org/es/que-hacemos/campanas-educacion/educacion/ciudadania-global