martes, 29 de julio de 2014

Iván Arredondo

     La responsabilidad es una expresión o signo con una extensión bastante compleja y  amplia, que técnicamente habla sobre el asumir las consecuencias de todos aquellos actos que realizamos en forma consciente e intencionada.
     Es uno de los valores y acciones que más se remarcan o deberían enmarcarse en la vida de todo ser humano, se da  a partir de la capacidad de poder decidir en el cómo actuar o decir, haciendo uso de la libre voluntad, de la cual resalta la necesidad de asumir las consecuencias de estos actos. La responsabilidad es un valor que está en la conciencia de la persona que le permite reflexionar, administrar, orientar y valorar las consecuencias de sus actos.
     La responsabilidad no solo tiene relación con las consecuencias de nuestros actos, sino también está asociada a los principios, aquellos antecedentes a partir de los cuales la persona toma las motivaciones para ejercer la libre voluntad y actúa conforme al respeto frente a sí mismo y al otro..
     Una persona responsable toma decisiones conscientemente y acepta las consecuencias de sus actos, dispuesta a rendir cuenta de ellos. La responsabilidad es entonces la virtud o disposición habitual de asumir las consecuencias de las propias decisiones, es asumir las facturas generadas por las propias acciones.
     Tú, lector ¿ qué concepto de responsabilidad asumes?