miércoles, 30 de julio de 2014

Valeria Corona
    
     Diría Simón Bolívar: el objeto más noble que puede ocupar el hombre es ilustrar a sus semejantes.  Y qué mejor manera de ilustrarlos cuando se hace con cariño y pasión.
     Estando ya en los últimos días de escuela, cuando comenzamos a cerrar un ciclo de tres años y estamos con un pie en la universidad, despidiéndonos de los salones, las bancas, los pasillos y los profesores quienes o nos motivaron, o nos volvieron locos y locas, pero que siempre recordaremos su cátedra como una experiencia más.
     Una de las clases que jamás olvidaré, será la de Dibujo; uno se imagina que podría ser solamente hacer trazos y figuras, pero no es tan sencillo. Tampoco es tan complejo, sin embargo, lo que hace la diferencia, siempre y en cualquier materia, es el profesor.
     Cuando comenzamos a aprender la teoría y después la aplicamos en cada tarea y trabajo, costó mucho, pues requiere tiempo, práctica, esfuerzo y disciplina para agarrarle el modo correcto al lápiz y al papel. Así, cada vez, las esferas, los cubos, las luces y sombras, los volúmenes y las profundidades tomaban forma y realismo.
     No sólo para el área de diseño es importante saber emplear ciertas técnicas gráficas, si no, para la vida diaria. Me parece que es un ejercicio sano para la mente el poder aterrizar en un buen boceto alguna idea o imagen que tengamos en la cabeza. El expresar sentimientos o situaciones, ilustrándolas.
     Tampoco se trata de ser un Da Vinci o una Frida, pero poder ejercitar al cerebro para plasmar proyectos de cualquier tipo, es un aprendizaje que gracias a Susana de Colombres, nunca olvidaré y disfruté durante todo este año con ella al frente de la clase.
     Concluyo esta breve reseña de una de las clases del área de Arte, Diseño y Arquitectura de la Prepa Ibero Puebla, con una frase de Freud que describe los tiempos que nos tocaron vivir y reafirma la importancia del arte en la actualidad:
     “La función del arte en la sociedad es edificar, reconstruirnos cuando estamos en peligro de derrumbe”.
     Gracias Susana, gracias Prepa Ibero.