lunes, 30 de julio de 2012

Lídice Citlali Flores Vázquez

      Como parte de las actividades realizadas en la materia de Lenguaje y Literatura de sexto semestre, realizamos un trabajo-análisis que tuvo como objetivo comprender la importancia del contraste de información generada en los medios de comunicación y evaluar críticamente diferentes textos para formar argumentos críticos y objetivos. El escrito trató fundamentalmente de los argumentos que los actuales candidatos a la presidencia de la República Mexicana, dan sobre la construcción de la paz en las campañas políticas de nuestro país, y los principios que fundamentan los mismos. El análisis se desarrolló en torno a diferentes textos periodísticos, dónde se punteó el contenido y se identificó el objetivo de la propuesta, el argumento y sus tipos, su tratamiento, el texto como tal y su objetivo. Es importante realizar ejercicios como estos para que todas las personas podamos formar argumentos críticos y objetivos al decidir acerca de quién será nuestro próximo presidente.
      Esto me lleva a reflexionar e identificar que todos los discursos hablan de lograr la paz, sobre todo los políticos en momentos de campaña, pero no comprenden su verdadero sentido, entonces, ¿qué es la paz?, ¿tiene relación con la vida humana digna?, ¿cómo se logra?, ¿qué relación tiene la ciudadanía con la paz?
      De Regil (2012) propone que la paz es, según el pensamiento bíblico, una situación de justicia social, de regulación democrática de los conflictos y de un desarrollo equilibrado y duradero de todos; pero la situación actual de nuestro país no refleja aquel estado de paz, ya que es escasa la justicia social, no hay existencia alguna de la regulación democrática de los conflictos, pues día con día escuchamos o leemos información sobre marchas, ejecutados, secuestros, tráfico de drogas y armas, entre otras tantísimas cosas.
      Entonces entendamos la paz como la presencia de la justicia que permite la instauración de un orden individual y social en el cual los hombres puedan realizarse plenamente como seres humanos. La paz no se encuentra, se construye y es obtenida con un esfuerzo diario personal y comunitario; resulta de un caer en cuenta de la realidad de ser con los otros en el mundo, y, para poder lograrla en necesario reconocer el valor de la libertad pública, la justicia social, el desarrollo con sustentabilidad, el respeto a los derechos humanos y la autodeterminación de las naciones.
      ¿Y los derechos humanos qué tienen que ver con la paz? Beuchot, M. (1998) menciona que se debe promover el respeto a los derechos humanos por ser un valor indispensable para el hombre y porque son algo que surge de la misma dignidad inherente a la persona. La profundización teórica y filosófica en la fundamentación de los derechos humanos trae beneficios tanto a su comprensión como a su defensa y a su enseñanza, además de ser necesaria para garantizar la existencia y validez de ellos, para poder defenderlos.
      La paz es posible y necesaria, para ello hay que entender que la guerra no es el problema, sino la falta de paz, y para poder lograrla se requiere la fundamentación de los derechos humanos para garantizar la existencia y la validez de los mismos. Sólo lograremos la pacificación si llevamos a cabo acciones como ciudadanía, si todos nos sumamos al esfuerzo diario personal y comunitario, pues como sociedad los cambios empiezan desde uno mismo, es importante señalar que la educación juega un papel muy importante en lograr el estado de paz, ya que, si desde una estructura escolar se enseñan, aplican, respetan y reflexionan todos y cada uno de los elementos que De Regil menciona sobre la integración de la paz, y si se promueven derechos humanos correctamente, se creará una cultura en la que la paz sea el fin común de las personas.
      En mi opinión, una de las realidades mexicanas es la existencia de la violación sistemática e impune de los derechos humanos, por lo que la filosofía que en México se siga acerca de los derechos humanos debe ser de resistencia a los actos violentos y la búsqueda de información objetiva como un mecanismo para mejorar la capacidad de dar argumentos críticos y así detener esa práctica de actitudes violatorias.
      Después de haber analizado los tres textos, podemos reconocer que los políticos no están conscientes de que la paz aborda más allá de la no violencia en el país; la pregunta ahora es, ¿es esa la clase de políticos que queremos? Es de suma importancia conocer, reconocer, y analizar los diversos textos periodísticos para poder formar argumentos y criterios de valor y racionales.
      El objetivo de este análisis era comprender la importancia del contraste de información y evaluar críticamente diferentes textos para formar argumentos críticos y objetivos, y eso fue lo que logramos con la realización del presente, pues ahora conocemos y reconocemos la gran importancia que tiene el análisis de los textos de todo tipo, para formar argumentos y así tomar buenas decisiones, tenemos la firme decisión de no quedarnos con lo aprendido, sino también aplicarlo.