martes, 17 de septiembre de 2013

Cada año, Prepa Ibero celebra en su solar, un día antes, el 9 de mayo, esta especial y particular ceremonia. En esta ocasión debido a la caída de ceniza del Popocatépetl, la ceremonia hubo de trasladarse a la capilla de nuestra universidad.
Ahí a cargo del Padre Carlos Escandón se llevó a cabo la ceremonia eucarística y dirigió su sermón a las madres. Usando a la virgen María como referencia, como modelo de la madre, eslabonó todo el discurso con ese corazón como paradigma del amor.