jueves, 19 de septiembre de 2013

Valeria Corona Berlanga


     ¿Ser locutora de un programa de radio? La verdad, jamás lo pensé, ni sí ni no, simplemente era algo que no contemplaba. Y no por que no quisiera, sino porque estaba con otras cosas en la cabeza.
     Ya había tenido la oportunidad de hacer un programa de radio y todas las complicaciones que suelen tener, desde conseguir la información necesaria hasta hacer las cortinillas y encontrar soniditos para hacerlo un poco más divertido; esto fue en mi secundaria, a la cual le agradezco todo lo que aprendí y que sigo aplicando ahora en la prepa, un ejemplo de esto, es el radio.
Cuando me inscribí al taller de radio no lo hice para ser locutora, sino por que me llamó la atención todo lo que había detrás de este medio de comunicación un poco olvidado, ya que mucha gente prefiere la tele o el internet, así que comenzamos con la teoría así como con ejercicios con la boca
y la voz para mejorar la dicción, los tonos, la entonación, etcétera, que en ese momento no pensaba en aplicar.
     Lo más lindo para mí es saber que no tenía en mente lo que podía llegar a hacer con mis compañeros de taller, me gustó conocerlos en ese plano y verlos interesados en la materia.
     Algo aún más sorprendente es que, sin pensarlo, sin buscarlo, casi sin querer, tenemos la oportunidad de hacer que la gente nos conozca como parte de la Universidad, fuera y dentro de ella, en las familias, y a nosotros mismos por medio del programa “La Prepa al Aire, los más jóvenes de la Ibero”, hecho por nosotros y con el apoyo de la Universidad Iberoamericana Puebla.
     Me gusta saber que algo tan nuevo como la Preparatoria Ibero Puebla crezca cada día más y más con proyectos que nos motivan a seguir construyéndonos como comunidad y como personas dando a conocer lo que somos y lo que hacemos, porque al final, somos lo que hacemos.
Creo que muchas veces, las mejores cosas en la vida, llegan sin buscarlas.