jueves, 17 de octubre de 2013

 Karla Vanessa Quintero Romo
    
¿Quiénes deben dar el primer paso?
     Sentimientos fluyen a nuestro alrededor pero tenemos que descubrir cuáles son. Se siente una extrema limitación, la cual me hace pensar que mi libertad ha sido corrompida. El sentimiento es como de opresión y si lo comparamos con sucesos históricos anteriores podemos ver que en cierta forma se relaciona con el "holocausto" ¿por qué? ¡Finalmente los judíos eran privados de su libertad, no podían salir de sus casas y el principal sentimiento provocado en ellos era el MIEDO! MIEDO es una palabra fuerte que influye mucho en tus decisiones y que no ocurre de la nada sino que conlleva sucesos que te oprimen, que te hacen generar ese sentimiento y en ocasiones, logra cambiar tu vida y tu persona... ¿Consideras que tienes miedo? Yo puedo afirmar que yo sí, miedo de salir a la calle y ser asesinada, miedo de ser amenazada en cualquier momento, miedo de lo que podría ocurrirle a mi familia, las personas que quiero, simplemente miedo de lo que ocurre, de un cambio malo en mi vida y en mi país.
Pero si realmente nos detenemos a pensarlo "mientras más dura sea la batalla, más grande es el trofeo" nos tocó una situación bastante difícil, pero podemos superarlo con ayuda de todos. El miedo es el factor dominante en las personas ahora pero podemos vencerlo, podríamos utilizar ese miedo para impulsarnos a crear un "cambio".
    Los cambios se dan día con día, aunque no nos demos cuenta... ¿Por qué no hacer uno estando conscientes de él, un cambio que marque nuestra vida y que algún día podamos decir "lo superamos, vencimos el miedo!"?
¿Por qué no hacerlo? ¿Cuál es el problema? ¿Qué es lo que nos detiene? Quizás esas personas que no se dan cuenta de lo que ocurre o de lo grave de la situación, o aquellas que a pesar de que la conocen no la consideran mal o simplemente no les importa. ¡Cómo puede no importarles su país, cuidad, su mundo! esas personas no nos ayudaran al cambio pero pueden cambiar, pueden reflexionar las cosas y darse cuenta de lo que pasa...
      ¡Joven Ibero date cuenta! Observa a tu alrededor, ve como ya no podemos salir a cualquier hora (ninguna hora es segura), desaparecen personas, aparecen muertas y podemos continuar... o empezar a gritar para atemorizar al miedo.