jueves, 13 de marzo de 2014

Miranda Guillén

     Los avances y desarrollo que ha tenido el ser humano en sus distintas dimensiones a través del tiempo nos han obligado a adaptarnos a los cambios en los que vivimos en la actualidad. La ciencia, la tecnología, la teorías no son las mismas como lo eran hace cien o doscientos años, podemos notar este factor al momento de elegir una carrera, antes sólo se aspiraba a ser un arquitecto o un maestro, hoy tenemos que prepararnos en más áreas y disciplinas.
     Las necesidades del ser humano van en aumento y es por eso que tenemos que estar preparados para atender y cubrir una diversidad de cuestiones, no basta ser especialistas pues  las dimensiones del conocimiento se han diversificado. Se decía que las ciencias, las matemáticas, la física y la química era un opuesto a las ciencias sociales como a la historia, la economía, la psicología, entre otras, las ciencias duras y las blandas hoy  están más cerca que nunca. Para poder sobrevivir en este nuevo entorno, necesitamos “empaparnos” de todo tipo de conocimiento. La psicología y la economía hacen un amplio uso de experimentos controlados y la modelización matemática, las áreas de exactas, humanidades, administrativas y las biológicas, se encargan de estudiar un tema en específico más que otras, pero finalmente necesitamos tener conocimiento  para poder realizar las nuevas tareas modernas y para poder relacionarnos mejor con los demás, es decir debemos abrirnos a nuevas formas y paradigmas de concebirnos como profesionistas y profesionales del siglo XXI, el sistema de Prepa Ibero es una opción a esta nueva forma de ver y vivir el conocimiento.