miércoles, 30 de julio de 2014

Andrea Harrsch Roa

     El pasado 7 de mayo, mi compañera Ximena Gómez y yo, participamos en el concurso "Express-arte", estábamos nerviosas, pero muy emocionadas a la vez.
     Como bien se sabe, el tema de estos Interprepas fue "Participación ciudadana y fraternidad"; para incorporar dicho tema, en nuestro cuadro pintamos un rostro junto con unas manos, el rostro dividido a la mitad:
     Del lado derecho, se ve la cara de un  adulto joven en blanco y negro con una expresión dura e indiferente. El fondo de ésta mitad, tiene:
     Azul grisáceo: que simboliza la intranquilidad ya que el azul mezclado con negro puede llegar a dar efectos depresivos
     Gris: individualidad, cuando uno nada más ve por uno mismo en vez de ver por todos.
     Morado: el color de la melancolía.
     En cambio, del lado izquierdo:
     Azul mezclado con blanco: el color infinito, el de los sueños, da tranquilidad.
     Verde: esperanza, vida.
     Amarillo: el sol, alegría.
     En ésta mitad, el rostro está dividido en cuatro partes:
     La primera, es la boca sin algunos dientes de una niña.
     La segunda, la nariz perforada de una adolescente y mechas verdes en el cabello.
     En la tercera, los ojos de un adulto con lentes.
     Y finalmente, en la cuarta, la frente arrugada y el cabello canoso de un adulto mayor.
     Las manos mencionadas anteriormente, estaban en posición tanto de dar, como de recibir; ya que, ¿qué hacemos con las manos? Ayudamos, recibimos ayuda, trabajamos... Decidimos qué es lo que queremos dar a nuestra sociedad o a qué mitad del rostro deseamos pertenecer.
     Como detalle, agregamos en la esquina inferior derecha una pestaña decorada a modo de talavera, para representar la ciudad de Puebla.
     A pesar de haber obtenido el segundo lugar, fue una experiencia que se disfrutó bastante mientras pintábamos, así que se puede decir que es un "segundo lugar con sabor a primero", ya que siento que realmente trabajamos en equipo, nos coordinamos bien, estuvimos pintando las seis horas que nos dieron, y el resultado del cuadro fue realmente lo que esperábamos.