lunes, 4 de agosto de 2014

Carmen E. Acosta Betancourt

     Hoy estamos despidiendo una generación más de nuestra institución y la satisfacción se hace presente en nuestro caminar porque sabemos  que cada uno de los chicos que egresa,  ha entendido que hay múltiples opciones para decidir en cualquier espacio donde quiera establecer sus aspiraciones. La calidad de estudiantes se demostrará en el hacer de sus vidas y sabrán colocar una a una  las piezas que constituyan su quehacer, porque a estas alturas ya percibieron la seguridad de un acompañamiento que les derivará la opción de ser grandes personas.
     Guardaremos en nuestro historial características inherentes de su ser que vimos iniciar, a veces padecer pero finalmente enriquecer; así, de manera especial  archivaremos las siguientes referencias: “Conseguir los matices armónicos de una gran voz lo pudimos constatar en ti, Miranda. Estratégico, serio y maduro nos convenciste de tu gran inteligencia, Rafael. Con un gran espíritu de solidaridad, de bondad y altruismo te vimos, Gaby, supiste ser hábil y nos mostraste tu destreza  lingüística conquistando grandes escenarios. A pesar de no querer ser protagónico, Brandon, nos demostraste que tienes gran perfil para ser entre otras cosas, un músico de gran talento. ¿Y qué decir de nuestra gran maestra?, convertida en un fuerte pilar de la construcción del conocimiento, ingrediente fundamental de nuestro modelo, Joana, lo haces con excelencia, tienes un gran futuro. Karla Vanessa, no muy convencida, con muchas interrogantes en el camino, lo lograste, ser una bachiller de primer lugar. Renovada en una gran artista para la fotografía y desafiante para ser modelo en ella, Marisol, creciste, creciste… Sin lugar a dudas polifacético te manifestaste, Alejandro, siendo ora  un destacado deportista, ora un buen maestro de la voz, y concomitante a tu ritmo, un buen practicante de ciencia, seguramente el progreso será tu fuerte; y si de logros se trata, Carlo Maximiliano rivalizaste fuertemente con detonantes desafiantes que derrotaste y te tejieron seguridad e identidad. ¡Te felicito! Eres un gran ser humano, hábil en la ciencia y en el deporte. ¡Claro! Angélica, has sido una muestra de que cuando se quiere se puede, inusitadamente te erigiste en una gran estudiante con muchos proyectos por delante. Claudia nuestra jefa, nos sorprendiste con tu empeño y desempeño y paso a paso, conquistaste un buen premio para allanar tu camino ¡Congratulaciones por ello!  La chispa de los años jóvenes, lo jocoso y la alegría se prenden bien en ti, Miranda, nos hiciste tenerte confianza, y por tanto, ser nuestra gran camarada. ¡Albricias!  De ti hay mucho que aprender, Daniela, asidua lectora de libros, de contextos, de personas y de relaciones, te constituiste en un personaje que invita a la reflexión y la crítica,  pero además con el rasgo de no dejar de externarlo.
     Un chico especial refrescó nuestras aulas, representante de nuestra marca Ibero, con un gran carisma, nos atrapaste Diego, te admiramos, además de que palpamos tu desarrollo integral. Y si de finura se trata habremos de hablar no sólo de la delicadeza de tu físico, sino de tu calidad en el diseño y en la creatividad, original en tus opiniones y sensibilidades, Paola, todo ello nos hace brindarte reconocimiento. Tranquila, llena de paz y armonía te percibimos con mucho porvenir por tu amar y servir aterrizándolo en la realidad, gracias Indra. Con algún trabajo de adaptación a los procesos de nuestro modelo, caminaste muy rápido y pronto agarraste el rumbo y ya no te pudimos parar, hay mucho por terminar de fructificar Iván  estamos seguros que tu gran despertar humano ya está dado. Inamovible entre las aguas, Sheila, has demostrado que se pueden vincular varias áreas de crecimiento al mismo tiempo, que se puede bracear y caminar alternadamente, vas a puerto seguro.  Alejandra, siempre marcaste tu territorio y lo hiciste gigante cuando nos enredaste en la solidaridad con los seres que hay que apoyar y no destruir, seguramente la naturaleza te eligió por tu naturaleza de gran persona. Y un día atinado, Manolo, con nosotros, cargado de coincidencias con nuestro ser y hacer, te injertaste a nuestras ramas y he aquí que floreciste en ellas y consolidaste tus propósitos para irte a la universidad. Ya caminado un tramo, llegaste, Belén, quien desfasada con nuestras prácticas Ibero, fuiste cosiendo con tu aguja del entendimiento telares nuevos para tu vida y empezaste a fabricar un vestido diferente con estrategia y habilidad,  y aunque todavía le faltan alforzas y holanes, hay en ti una gran promesa de ser. 
     Transformado y reforzado, Yamil, eres la traducción de un gran sueño de todos los que te rodeamos, nos cumpliste, eres un gran orgullo, un diseñador digital en potencia que seguramente creará nuevos andamios en la tecnología, gracias por todo ello. Músico, poeta y deportista, más bien investigador y creador de esperanzas eres, Gabriel, quien  estoy segura creará mundos de mejora para los otros, tu paciencia y tolerancia me dieron cátedra. Finalmente, con agrado reconozco que el ser emprendedora y líder fue tu fuerte además de la habilidad para la oratoria, la declamación, la fotografía y el deporte, Ivana,  sé que si quieres, puedes, trascenderás para el mundo”.
     Me queda claro que la formación brindada  les ha dado la apertura a todas las posibilidades de entender la realidad. Les ha preparado para decisiones vitales que les hará contribuir a la vida social y política de su entorno, del lugar a donde vayan.
     Aquí en nuestro corazón guardamos sus pasos, sus suspiros, sus palabras, sus reclamos, su sabor, aquí se quedarán eternamente. ¡Dios los bendiga!