lunes, 4 de agosto de 2014

Vanessa Quintero

En aquel tiempo
mi compañía era la soledad
pero con tu simple llegada
mi compañera me dejo atrás.

Dejamos de ser nosotros
tú no eres más tú
yo no soy más yo
ahora somos
“tú y yo”.

Lo que antes bastaba
con lo mío
ahora necesita
de lo nuestro.

Un solo y mismo cuerpo
fundido y creado por los dos
un ser conformado por ambos
Un peligro y un honor.

Tienes mi vida
pues ahora tú eres yo
no hay más nada que decir
eres mi todo, mi mundo, mi amor.