lunes, 17 de febrero de 2014

Patricia de Guadalupe Juárez Juárez    

     A pesar de lo triste y desmotivador del panorama actual, el mundo cuenta con personas preocupadas y ocupadas en los fenómenos sociales para la mejora de la condición de vida de los menos favorecidos o cualquier otra forma que busque el bienestar común. Tratándose de este tipo de personas, he encontrado en mi camino de estudio e investigación al Doctor Sergio García Ramírez, un ser humano digno de admiración y respeto quien se desempeña como jurista mexicano destacado internacionalmente, electo por la OEA como juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en 1997.
     Este órgano ha demostrado ser más que sólo palabras en la búsqueda e impartición de justicia; el primer y  principal ejemplo de eficiencia de la CIDH, es el cercano mexicano Caso Radilla, cuyas consecuencias llegaron a reformar la Constitución de nuestro país a favor de los Derechos Humanos, sin duda alguna, García Ramírez es una persona digna de admirarse ya que siempre se ha desempeñado como funcionario honesto y desinteresado de remuneraciones o reconocimientos, y que finalmente, desde su perspectiva profesional, incide a favor del bienestar de los desfavorecidos. El 20 de septiembre del presente año, el Dr. Sergio García Ramírez dio una conferencia magistral titulada “México ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, en el marco de la inauguración de la sala de juicios orales de la Universidad Cristóbal Colón en la ciudad de Veracruz, en ella tuve la oportunidad de conocer algo sobre las leyes mexicanas ante las normas y tratados internacionales, donde me percaté de que México ha suscrito diversos tratados y pactos internacionales relacionados con la tutela de los derechos humanos.
     El ejemplo real al que hizo alusión fue el del señor Rosendo Radilla, llevado por él mismo, primero a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y luego a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, desaparecido aproximadamente en 1974, en el estado de Guerrero, por militares mexicanos, cuando viajaba en un autobús acompañado de uno de sus hijos, menor de edad; el motivo: por cantar corridos (que él mismo escribía) de crítica social. Caso que provocó el dictado de una sentencia de condena donde se determinó que el Estado debía, al margen de reparar el daño moral y psicológico de los familiares y amigos de Rosendo Radilla, implementar medidas para evitar que casos como éste, se repitieran en nuestro país. Con este hecho se lograron reformas a algunas leyes (o creación de ellas), además de la capacitación de los funcionarios que intervienen en los diversos órdenes y niveles del gobierno, asimismo se reformó la Constitución Federal, para, desde ahí, establecer la obligación a todas las autoridades, de respetar los derechos del hombre (principio pro homine). No obstante, a partir de esa reforma constitucional, han surgido otros problemas, uno de los cuales, por ejemplo, consiste en la forma de armonizar las leyes mexicanas con las internacionales, y al respecto, ha sido muy útil la figura jurídica de la “convencionalidad” que creó García Ramírez cuando llegó a ser miembro de la Corte Interamericana, de ahí el gran reconocimiento que tiene en el mundo este jurista.
    
Referencias
    
Comisión Interamericana de Derechos Humanos. ¿Qué es la CIDH? http://www.oas.org/es/cidh/mandato/que.asp
    
Doctor Sergio García Ramírez. Resumen Curricular. http://www.cndh.org.mx/sites/all/fuentes/documentos/Transparencia/19/SergioGarciaRam%C3%ADrez.pdf
    
Instituto de Investigaciones Jurídicas. Dr. Sergio García Ramírez. http://www.juridicas.unam.mx/invest/directorio/investigador.htm?p=sergiog
    
CMDPH. Caso Rosendo Radilla Pacheco. http://cmdpdh.org/casos-paradigmaticos-2-2/casos-defendidos/caso-rosendo-radilla-pacheco-2/
    
Corte Interamericana de Derechos Humanos. Inter-American Court of Human Rights. http://www.corteidh.or.cr