jueves, 13 de marzo de 2014

Daniela Olea Suárez

     La Real Academia Española define la globalización como “ la tendencia de los mercados y de las empresas a extenderse, alcanzando una dimensión mundial que sobrepasa las fronteras nacionales” y aunque ese el concepto que podemos leer el en el diccionario, la globalización es mucho más que eso, no sólo es un proceso monetario del consumismo y la inflación, para explicar esto, es necesario “humanizar”, la globalización y a grandes rasgos nos dice que los seres humanos vamos de lo separa a lo junto, de lo pequeño a la grande; sé que esto puede ser un poco confuso, pero hay que remontarnos a la época de las cavernas y a nuestros primeros ancestros conocidos, los australopitecus. Imagínenlo, hace 4 millones de años, sólo algunos de ellos existen, muchos menos humanos de los que hay ahora y aun así, en la planicies de África, andaban juntos, en grupos, convivían, se alimentaban y dormían juntos, incluso tenían una jerarquía, y no  contentos con eso, se reprodujeron y se extendieron por Asia, luego por Europa y eventualmente a América. Esto es algo sorprendente, desde el inicio de los tiempos, los humanos hemos evolucionado con el único fin de expandirse y de mantenernos juntos.
     Ahora, ¿cómo se relaciona esto con las ciencias? En todos los aspectos, las ciencias no son más que la esquematización del conocimiento y capacidad humana, todo orientado hacia la optimización de las condiciones humanas y alcanzar los objetivos marcados por ésta, y la historia ha probado que el objetivo por excelencia de la raza humana es vivir en sociedad, juntos.
     Vemos que todas las ciencias se encargan de esto: la psicología intenta explicar el psique colectivo en pos de mejorar las relaciones humanas, la economía propone modelos que garanticen la correcta satisfacción de las necesidades, la medicina intenta curar el cuerpo humano, en un afán de maximizar nuestras oportunidades de supervivencia, la física intenta entender la reglas del universo en el que vivimos para obligarlo a que trabaje con nosotros, sólo estas ciencias como ejemplo.
     Todos los esfuerzos del ser humano han estado orientados hacia ese hecho, desde el primer gran descubrimiento humano, la agricultura, hasta el primer gran creación humana, la máquina de vapor. El punto es que permanezcamos unidos, que la raza humana perdure y, ¿por qué no? algún día “globalizar” el espacio.