jueves, 31 de julio de 2014

Evelyn Guevara y Pérez

     Uno, dos, tres... por mí y por todos mis compañeros.
     Como es de todos sabido la filosofía del Sistema Universitario Jesuita, al cual pertenecemos, se distingue por acompañar el crecimiento personal de cada uno de nuestros estudiantes más allá de la excelencia académica sino favoreciendo el desarrollo integral humano. Esto representa reflexionar acerca de la importancia de la activación física, el desarrollo de hábitos de vida saludable y la convivencia fraternal.
     Es por ello que, el día 20 de mayo del 2014, en coordinación con el personal del Instituto del Deporte del Estado de Tlaxcala  (IDET) y con el valioso apoyo del Municipio de Apizaco, nuestros alumnos de la materia de Educación Física General, apoyados por diez compañeros más de los distintos grados de la preparatoria, asumieron el rol de “promotores” de deportes alternativos, autóctonos, tradicionales y populares, así como de la aplicación del Programa Nacional de Evaluación de Capacidades Funcionales “Ponte al 100” teniendo como cede el Auditorio Emilio Sánchez Piedras del municipio de Apizaco.
     Con la presencia del Presidente Municipal, el representante de Instituto del Deporte del Estado de Tlaxcala y el responsable de encabezar este proyecto, nuestro  director de la Preparatoria Ibero Tlaxcala, Mtro. José Rafael de Regil, dieron inicio las actividades de la FERIA DEL DEPORTE 2014, cuyo propósito versaba en que los alumnos promovieran los resultados de la reflexión sobre la importancia de la activación física  y la práctica de deportes alternativos producto de una serie de talleres, pláticas y capacitaciones realizadas durante el semestre primavera 2014, todo ello para incidir en alumnos de primaria, secundaria, bachillerato, así como personas de la tercera edad que participaron en las más de  diez estaciones en donde el deporte y el juego fueron el medio para desarrollar hábitos de vida saludable, y favorecer la convivencia y el mejoramiento de la salud integral en todos los que fuimos partícipes de él.
     ¡En sus marcas...!
     8:00 am: Todos ansiosos y con una gran incertidumbre acerca de la cantidad de personas que recibiríamos. Jóvenes delimitando carriles para “carrera de arihueta”, trazando juegos de piso como “four square”, “caracol”, “siete y medio”, otros más midiendo las dimensiones de las canchas para “hand ball”, “freezbee”; mesas de ajedrez, stand de llenado de cuestionarios relacionados a actividades físicas y hábitos alimenticios; preparar los baumanometros, oxímetros, las básculas para el cálculo de peso, agua y masa corporal, pruebas de memoria a corto plazo, flexibilidad, fuerza abdominal y del tren superior e inferior, personal del IDET y del municipio de Apizaco montando equipo, mamparas, sonido... todos trabajando intensamente.
     ¿Listos...?
     10:15 am: El lobby de auditorio lleno en espera a que las autoridades que cumplieran con el protocolo de inicio, unos minutos después nuestros alumnos, coordinados y organizados entre ellos tras juntas y reuniones previas encabezadas por compañeros de sexto semestre, formaban a los más de 180 participantes que deseaban jugar, divertirse y ponerse a prueba en cuerpo y mente. ¡Por fin! se dio la voz de inicio....
    
     ¡Fueeeera...!
     Fortalecer,  por medio de la actividad física las actitudes de confianza, creatividad, placer por el movimiento, el juego y el deporte escolar fueron algunas de las razones que nos unieron en esa jornada de trabajo. Alumnos del taller de zumba amenizaron el evento; nuestros jóvenes coordinando, comunicando y dando indicaciones del juego, resolviendo imprevistos y, por supuesto, también jugando y participando; una tras otra estación, niños, jóvenes, adultos mayores, a la voz de ¡cambio! eran llevados a la siguiente actividad que les invitaba a tomar conciencia acerca de su real estado de salud, siendo esto un gran acierto en el proyecto de la materia, pero no el más importante: que nuestros alumnos tomaran conciencia de la trascendencia de sus actos, el compromiso social que representa el conocimiento, la necesidad de colaborar en y con instituciones que cuentan ya con los espacios y el equipo necesario, acercarse a gente comprometida y muy profesional que les brindó ambas manos creyendo en ellos y en su proyecto “conozco, aplico, promuevo”, que reconocieran al “otro” no como “objeto” de trabajo; sino como “sujetos” con capacidades, habilidades, miedos, alegrías, enfados, frustraciones, risas... En pocas palabras, personas tan humanas como todos nosotros... eso sí nos llevaría a la meta.
     Recuperando el aliento... enfriamiento y “vuelta a la calma”
     13:30 hrs: Es momento de hablar de los aciertos, contabilizar pruebas, entregar cuentas, agradecer, entregar reconocimientos y evaluar lo acontecido. Anécdotas, risas, despegar cintas, guardar equipo, doblar, cargar, limpiar también era parte de la diversión...
         El bienestar físico, mental y espiritual es posible cuando nos encontramos en contextos sanos y en equilibrio con nuestro cuerpo. Un agradecimiento a nuestro Coordinador Académico, autoridades educativas, deportivas y municipales así como a todos los presentes; un reconocimiento a nuestros alumnos de la Preparatoria Ibero porque gracias al compromiso que asumieron, a las tareas que emprendieron y al trabajo colaborativo que expusieron, contribuyeron al bienestar integral de la comunidad tlaxcalteca.